06 noviembre 2012

Efectivamente

-Un falso techo no deja de ser un falso techo.

Gracias, Pau!